martes, 28 de julio de 2009

Propósito en la vida




El propósito de nuestra vida es una gran pregunta que creo que todos mas de una vez nos hemos hecho en nuestra existencia. ¿ A que vine a este mundo? ¿ Cual es la finalidad de mi presencia?.

Todos los seres humanos tenemos que encontrar nuestro propósito de vida, un propósito mas allá del típico; yo quiero ganar dinero, comprarme una casa, tener una empresa o ser famoso,eso esta muy bien, pero necesitamos un propósito mas profundo, uno espiritual, intangible, que no tenga relación con lo material, porque si la riqueza es el motor de tu vida y tu valor como persona es impuesto por cuanto tienes en comparación con los otros y no por tu calidad como persona no se puede lograr la verdadera felicidad ya que solo se llega a ella con el progreso espiritual.
Cuando la finalidad de nuestra vida es ganar mas dinero, subir en la escala social, adquirir bienes materiales, casas, autos, propiedades y te centras en la codicia, la ambición, ocurre lo que yo llamo un vació espiritual.
Existen muchas personas que han acumulado mucho dinero, propiedades, son grandes empresarios, gente famosa que tienen una vida aparentemente cómoda, pero dejaron de lado el aspecto interno, que es la base de todo el funcionamiento humano por lo tanto se produce una disonancia, ya que poseen mucho por fuera pero poco por dentro.

Paramahansa Yogananda decía:

La posesión de bienes materiales, sin paz interior,
es como morir de sed cuando nos bañamos en un lago.
Si bien es de evitar la pobreza material, debemos
aborrecer la pobreza espiritual. Porque es la pobreza
espiritual, y no la carencia material, la que constituye
la base del sufrimiento humano.

Esto se puede apreciar en los actores de hollywood, estas personas ganan millones de millones por actuar en una película, se compran mansiones, viven en el lujo mismo y de pronto cuando todos creen que están en la cima máxima de su carrera y vida, caen en profundas depresiones, abuso de drogas, suicidio, todo esto por el hecho de haber dejado de lado su desarrollo interno, personal y debido a las presiones del medio, no supieron como conllevar su vida recurriendo a estos medios de escape.
Un segundo caso, los hombres capitalistas, dueños de empresas, emprendedores, exitosos socialmente, viven llenos de ulceras, cólera y ponen fin a su existencia por motivo de fracasos comerciales. Esto sucede por el hecho de cuando este tipo de persona, pierde lo adquirido materialmente, su riqueza, pierden el propósito de su vida, esa aspiración vaciá y carente de fuerza que se sostenía en pilares netamente físicos.

Por ello, el propósito de tu vida tiene que ir mucho mas lejos, debe ser por el lado del desarrollo de tu humanidad y la ayuda a los demás, contribuir a este mundo a que sea mejor, a eso vinimos, y es ahí donde se goza la verdadera plenitud y felicidad.

Hasta pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario