sábado, 19 de diciembre de 2009

Supera tus Miedos



La gente suele vivir llena de miedos, que generan inseguridad en su persona, miedo al que dirán, al rechazo social, al dolor o la muerte.
Esta bien tener miedo, es un mecanismo fisiológico que ocupa el organismo cuando se siente atacado o en peligro. Pero lo que encuentro que no esta bien, es que nos dejemos dominar por esos miedos y no intentemos hacer nada para controlarlos.

Suelo escribir estos post, mediante reflexiónes que realizo cuando me ocurren ciertas situaciones en la vida diaria, y esta no es la excepción.
El viernes pasado, me toco trabajar en turno de noche, todo iba bien, una noche tranquila. Mientras yo estaba en el subterráneo trabajando, a eso de las 4 am, ocurre un apagón, se corta toda la luz del sector, por consecuencia, yo quede en el subterráneo, completamente a oscuras, sin ver ni una pared. Estaba tan oscuro, que el hecho de abrir los ojos, hacia que me dolieran, no podía subir las escaleras porque no las veía, lo único que podía hacer era quedarme donde estaba y esperar a que volviera la luz. No mentiré, tenia cierto temor, ya que estar solo en un subterráneo a oscuras no es muy bonito que digamos, pero decidí superar mis miedos y enfrentarlos. Abrí los ojos y me puse a mirar a mi alrededor, mirar hacia los lados, darme la vuelta y ver que había atrás, y en ningún momento perdí la calma, me concentre en pensar que al fin y al cabo todo es percepción, y que el miedo solo esta en mi mente.

Después
de un rato, cuando las luces de suplementación se activaron, bajaron a ver como estaba, ya que nadie se atrevió a bajar con una luz, por el miedo a la oscuridad, estoy hablando de gente adulta, grande, que estaban agrupados y algunos temblorosos. Al subir, me preguntaron; ¿No te da miedo la oscuridad? ¿Estar solo allá abajo?, les respondí si me da miedo, pero la única forma de superarlo, era estando allá abajo, ninguno se atrevió a bajar al subterráneo para enfrentar su miedo a la oscuridad.

El miedo a la oscuridad puede no ser algo que afecte tanto al desenvolvimiento, pero existen otros temores que si perjudican en gran medida la vida de las personas; el miedo al ridículo, al rechazo o al que dirán, algo muy común y que no permite desarrollarte y vivir plenamente. Como la gran mayoría, yo era uno de los tantos que tenia miedo al ridículo, bastante miedo les diré, pero lo enfrente y no me deje dominar. A mediados de año, en mi universidad, se realizo una especie de festival, con concursos, tocatas, etc. Asistí con mi ex novia y amigos, estaba bastante entretenido, pero lo que mas me gusto fue que enfrente el miedo al ridículo. El animador empezó a realizar un concurso de baile, reggaeton para ser especifico, necesitaba tres parejas de la multitud para que se subieran al escenario y bailaran frente al publico. En un principio mis miedos querían controlarme y pensé, no voy a salir, no soy un bailarín ni mucho menos, se van a reír de mi, pero me puse firme y dije, tengo que enfrentar mis temores, voy a salir, voy a subirme y bailar, no importa lo que digan, si se ríen o burlan, subiré a ese escenario, es experiencia. Finalmente subí al escenario, salio todo bien, fue una gran experiencia y enfrente mi temor al ridículo, gane confianza y admiracion de los demás.

No digo que te conviertas en un temerario que ande saltando de un precipicio para superar su miedos, claramente te mataras, hay miedos que son necesarios para la supervivencia, pero existen otros que solo son creados en tu imaginación y te estancan.

Así que ya sabes, cuando esos pensamientos malditos te digan que no, no lo hagas, se burlaran de ti, te va a ir mal, te rechazaran, enfrentalos y dominalos.


Saludos

jueves, 17 de diciembre de 2009

Juego Interno


Hoy quiero hablar, sobre el juego interno, lo que a mi parecer es la base de una buena habilidad de seducción.

El juego interno, como lo veo yo, es la mentalidad, tus pensamientos, tus puntos fuertes y potencialidades que los expresas como habilidades de seducción, tus cartas que tienes para atraer a los demás. Es de vital importancia tener un juego interno con cimientos firmes, no sacas nada con saber rutinas enlatadas, con hacer una mirada penetrante o aplicar mucho kino, si falla tu juego interno.
El juego interno, contiene una infinidad de constructos que trabajar, como la seguridad o inseguridad, al alta o baja autoestima, la motivación, la perseverancia, que tienen que ser entrenados diariamente para ir mejorándolo. Algo mas concreto, la meditación, lo que hace es trabajar en el juego interno del sujeto, fortalecer su potenciales y superar sus debilidades.

Un ejemplo de un gran nivel de juego interno; El tenista Rafael Nadal, es un muy buen deportista, de los mejores, pero su mayor virtud, es su mentalidad, si se ponen a observar un partido donde el esta jugando, se darán cuenta de lo que hablo. E visto muchos partidos en los cuales el esta perdiendo, su físico no da mas, pero el sigue jugando y da vuelta los partidos y los termina ganando, todo gracias al poder de su juego interno, su concentración, su mentalidad, su deseo, su motivación y perseverancia, el hecho de no rendirse y saber que el esfuerzo da frutos, como también existen muchos casos de deportistas con un gran talento, pero que su juego interno era mediocre, lo que nunca les permitió ir mas allá.
A lo que quiero llegar es que todo se basa en tu mente, es ahí donde en verdad se juegan los partidos de la vida, es ahí donde existe la timides, las inseguridades, la desmotivación y es por eso que es lo primero que hay que entrenar, fortalecer, mejorar, no sacas nada, con tener buena apariencia, con tener riqueza, con saber tecnicas de seducción o ligue, si tu juego interno te va a aserruchar el piso. Medita sobre tus debilidades, inseguridades, ataca los fantasmas y controla tus miedos, reflexiona y habla contigo mismo, llega a conclusiones y siempre busca mejorar tu juego interno, es lo único que puedes estar seguro que te acompañara hasta tus últimos días.

Saludos